Cómo cuidar tus pies en verano: consejos para pies saludables

Llega el verano y esto puede poner en riesgo la salud de nuestros pies. Son tres los factores que se ven incrementados o modificados durante esta etapa del año , originando dolores y otros problemas como callos u hongos:

  • Una mayor exposición, tanto al sol como a otros elementos debido al uso de chanclas.
  • Un calzado inadecuado, que nos obliga a modificar nuestra pisada y da lugar a lesiones.
  • Y una mayor cantidad de humedad, tanto por el uso de piscinas como por la sudoración.

En el blog de hoy te hablamos de los cuidados que puedes tomar para evitar problemas y mantener tus pies sanos.

Elige un calzado adecuado

Algo imprescindible es la elección de calzado. Para ello, a la hora de elegir tu calzado, ten en cuenta las siguientes características:

Primer plano de mujer con sandalias marrones Foto gratis

  • Sujección: Recuerda que este debe de tener una buena sujeción tanto en la zona del empeine/planta, como en la zona del tobillo.
  • Tacón: Para evitar sobrecargas musculares, también es imprescindible que tenga tacón y evitemos las sandalias que basan su agarre en los dedos (como en las chanclas). En verano hay un repunte de los casos de fascitis plantar así que muy atentos a este punto.
  • Transpiración: Finalmente, si te decantas por un calzado cerrado, asegúrate de que sus materiales son transpirables pues un exceso de humedad da lugar a hongos.

¿Te duelen los pies tras un cambio de calzado?

Recuerda que un mal calzado puede provocar problemas con los dedos en garra, tendiditis, fascitis plantar… Si quieres más información sobre el calzado en verano, consulta nuestro post al respecto.

Protege tus pies

La humedad y las visitas a las piscinas

Un exceso de humedad puede dar lugar a la aparición de hongos. Por ello, es necesario que cuidemos nuestra higiene y que sequemos bien nuestros pies después del baño o la ducha – especialmente entre las uñas y entre los dedos, donde puede haber una mayor proliferación de hongos. Por supuesto, protege tus pies de focos de infección como las piscinas o duchas compartidas utilizando calzado específico.

¿Conoces los síntomas de hongos en los pies?

Si ya es demasiado tarde y han aparecido hongos, recuerda que es muy importante que visites a tu podólogo. Los síntomas más comunes de los hongos en los pies son:

  • Picor y enrojecimiento.
  • Mal olor que no es habitual.
  • Piel arrugada y descamación de la zona o grietas que pueden resultar dolorosas.
  • Cambios en el color o espesor de las uñas.

Cuidado con el sol

Es necesario no olvidarnos de nuestros pies a la hora de aplicar protección solar. Debemos prestar especial atención a las plantas de los pies, que no solo se exponen al sol cuando nos encontramos tumbados, si no que también pueden quemarse con el contacto con la arena.

Mantén tus pies hidratados

Aplicar crema del tubo en la planta del pie para el tratamiento del maíz, callos, callosidad, grietas, suavizar la piel, procedimientos cosméticos. Foto Premium

Por último, para evitar los daños asociados a la exposición, es necesario que mantengamos hidratados nuestros pies.  En esta época, son muy comunes las durezas y sequedades, ya que nuestros pies quedan más expuestos. Para evitarlas, hidrata tus pies con una crema específica antes de irte a dormir, dejando el pie bien aireado para su absorción. Este último paso es muy importante porque, como bien os hemos contado ya, un exceso de hidratación puede ayudar a la proliferación de bacterias y hongos.

¿Listos para cuidar nuestros pies en verano? Si tienes dudas, consulta con nuestro podólogo en Valladolid.

2020-06-29T09:27:59+00:00